Jardín

Cultivo de lavanda


Cultivo de lavanda


La lavanda, perteneciente a la familia Lamiaceae, es una planta aromática de hoja perenne típica del matorral mediterráneo, con hojas lineales, estrechas y largas. Su nombre se origina en la antigüedad, cuando sus flores se usaban para perfumar el agua del baño y para lavar la ropa. Su belleza de los hechos no se limita únicamente al aspecto visual, sino que también intoxica el sentido del olfato. Desde los tallos leñosos inferiores se ramifican ramas plateadas similares a las espigas, que se colorean con pequeñas flores violetas perfumadas durante la temporada de verano.
Las variedades más extendidas en el territorio italiano son la lavanda oficial y la lavanda silvestre, crecen desde el nivel del mar hasta una altitud de 1800 metros, incluso allí donde el suelo es árido y rocoso. Se usa ampliamente como planta ornamental para la combinación feliz de belleza, resistencia a condiciones ambientales hostiles, también es adecuada para ambientes calurosos y muy ventosos, y necesita muy poco cuidado. Se utiliza en jardines para la construcción de setos o en grandes formaciones arbustivas.
Al igual que cualquier planta con propiedades más variadas y encanto indiscutible, se asocia tradicionalmente con leyendas populares. Un mito provenzal habla de la hermosa hada Lavandula, con ojos de color celeste y cabello dorado, que hojeó un libro de paisajes para elegir dónde vivir habitada en las imágenes de Provenza y la sequedad de esas tierras la llevó a tanta tristeza que empiezo a pensar. derramar lágrimas de tristeza; las lágrimas mancharon la página y el hada para borrar las manchas dispuso un cielo azul en la imagen. A partir de ese día, las flores de lavanda púrpura azulada llenan los campos provenzales y en su apariencia las chicas recuerdan a la hada Lavandula con cabello rubio e intensos ojos violetas. Incluso en nuestro territorio hay leyendas generalizadas relacionadas con la lavanda, en particular las orejas se utilizan para ahuyentar al mal de ojo, alejar a las brujas y promover la prosperidad y la fertilidad.

Métodos de cultivo



Como la mayoría de las plantas arbustivas, no le gusta la humedad excesiva y, por lo tanto, es bueno asegurar un buen drenaje del suelo y limitar el riego, asegurando intervalos para secar el suelo entre un riego y otro. Es mejor dejar la planta seca durante unos días que beberla en exceso. De hecho, el estancamiento del agua en el suelo podría tener efectos devastadores en la planta, causando que el sistema de raíces se pudra. Prefiere un suelo ligeramente calcáreo: si el suelo de cultivo es arcilloso, de hecho, es aconsejable agregar turba y guijarros para limitar la tasa de humedad. Le encantan las posiciones muy soleadas y ventosas. La exposición adecuada al sol permitirá un desarrollo armonioso de la planta, ya que no se verá obligada a orientarse hacia el sol. Es perfecto para adornar jardines con un carácter rocoso, pero también encuentra espacio en jardines terrosos, donde no necesita fertilización particular. Una ligera fertilización del suelo con compost en el período de primavera es más que suficiente para garantizar una buena floración en los siguientes meses. En general, los arbustos de lavanda no superan un metro de altura, sin embargo, es bueno hacer una poda pequeña al comienzo de la temporada de otoño, eliminando las inflorescencias y una parte de la vegetación, sin afectar la estructura inferior.
Los métodos de cultivo utilizados incluyen la reproducción por siembra, para variedades botánicas, o por corte, para variedades hortícolas e híbridos. El mejor momento para la planta es el otoño, por lo que la humedad natural del clima permitirá el desarrollo de un sistema de raíces fuerte, adecuado para superar incluso el calor más cálido con muy poco cuidado. Las plantas después del período de otoño o invierno requerirán una mayor atención a la planta, lo que requerirá un riego constante y regular para prosperar.

Propiedades medicinales



Las flores se utilizan en la producción de productos cosméticos y herbales, como aceites esenciales y esencias con un aroma característico. Recolectados durante el período de máxima floración, se secan en lugares oscuros y ventilados si están destinados a uso industrial, o aún se usan frescos para extraer la esencia por destilación.
La lavanda se usa ampliamente en el campo de la medicina herbal, que es la práctica terapéutica que explota las propiedades beneficiosas de las plantas para tratar y prevenir trastornos particulares y promover el bienestar del organismo. Hay muchas propiedades de la lavanda. Particularmente conocido por sus suaves efectos sedantes y antineuralgicos, actúa eficazmente contra la ansiedad y el insomnio. Es capaz de calmar dolores traumáticos si se coloca en el área afectada. También tiene propiedades antibacterianas, antiinflamatorias, antibióticas y vasodilatadoras.
Uso generalizado en aromaterapia como agente equilibrante; ha demostrado eficacia antidepresiva, descongestionante en estados de gripe, promueve la digestión, la actividad hepática y mejora la función gastrointestinal en caso de irritaciones continuas.
También es adecuado para hacer compresas, eficaz contra los dolores de cabeza y para calmar las picaduras de insectos. Con la dilución del aceite esencial en agua, también se obtiene un detergente natural que es excelente para combatir el acné, para reducir la irritación de la piel y para reducir el exceso de sebo en el cuero cabelludo.

Uso en el hogar



Las flores de esta planta tienen la extraordinaria capacidad de mantener intacto su aroma incluso cuando se secan. En virtud de esta propiedad excepcional, se usan para hacer bolsas de tela para perfume de tela, que si se colocan en cajones o armarios, además de darles un olor agradable a la ropa, serán efectivas para mantener alejadas a las polillas y pulgones. La planta en su variedad silvestre es una planta melífera. La miel de una sola flor obtenida de esta planta tiene un paladar muy fino y un aroma delicado, es útil en el tratamiento del dolor de garganta. No se encuentra fácilmente en el mercado y es frecuente en Cerdeña y en la isla de Elba. Aunque puede sorprender, la lavanda también se usa en la cocina, especialmente sus flores o en forma de esencia. Intuitivamente se asocia con platos dulces, pero también con primeros platos y otros platos salados. Excelente para condimentar carnes o pescados asados ​​o para dar sabor a las salsas. Además, se elabora un jarabe de lavanda muy versátil en la producción de cremas con sabor.